Somos una auténtica panadería mexicana que prepara todo desde cero. Nosotros no compramos nada hecho ni usamos nada congelado. No usamos conservadores ni nada que sea imitación. Sólo usamos los ingredientes reales con el mejor sabor para que cuando muerdas uno de nuestros pasteles, puedas probar la diferencia. Nos enorgullece vender nuestros panes a los dueños de restaurantes de la ciudad. ¡Gracias por asociarte con nosotros!